Lidiando con las emociones I.

Me decidí a escribir sobre esto pues estuve leyendo el blog de Manolito, donde relata las experiencias que tuvo antes de irse a Australia, y me pareció que verdaderamente cada persona que está en este proceso, de alguna manera se tendrá que enfrentar a lo mismo.


Una cosa es tener el plan de irte, y otra muy distinta es hacerlo, cuando ya familiares y amigos enfrentan la dura realidad de alejarse de sus hijos, hermanos y amigos del alma, esos con los que creciste y compartiste mas que hasta con tu propia familia.

Y es que es bien difícil, porque como seres humanos todos tenemos apegos, nadie puede decir que será fácil, o que es o lo fue.

Nuestra primera experiencia fue cuando se lo dijimos a mi abuelita, una mujer de casi 70 años, con mucha salud e intacta gracias a Nuestro Señor, que aún maneja y física y mentalmente se encuentra super bien. Ella conocía perfectamente nuestras intenciones de irnos, pero no lo veía como una realidad. Debo acotar que yo viví con mi abuela desde los 6 años hasta que me casé, pasando por la ida de mi mamá y hermanos a vivir fuera de Venezuela, siempre he sido mas que una compañía para ella, y tristemente mi abuelito, su compañero de toda la vida, falleció hace poco mas de 3 años, por lo que se me queda solita, vaya que es difícil, por supuesto aquí siguen estando mis tíos que se bien que se ocuparán de ella en todo lo que necesite y principalmente porque a sabiendas de su edad, se que me queda un número muy limitado de veces para compartir con ella.

Inevitablemente tuvimos que decirle que nuestra visa había sido aprobada, y ¿como hago para no llorar? pues delante de ella tengo que contenerme, pues no me gustaría que se angustiara. Por supuesto al momento se fue en lágrimas, ¿y que mas? era de esperarse, pues que estaba muy contenta por nosotros porque habíamos alcanzado nuestra meta, entiende bien que allá estaremos mucho mejor que aquí pero no deja de ser doloroso.
Seguidamente le avisé por teléfono a mis tíos quienes estaban sumamente felices, valga decir que mis tíos son como mis hermanos mayores. A estas alturas, ya mi mamá y hermanos lo sabían pues les había dicho por teléfono, y obviamente estaban muy felices por nosotros. A mi mamá tuve la dicha de visitarla hace muy poco y allí aproveché de despedirme de ella, gracias a Dios ha emprendido una nueva vida, está solicitando su residencia Americana,  y la dejo bien, al igual que a mis hermanos. Acá en Venezuela me queda una hermanita, que vive con su mamá por la que siempre velaré y quien sabe que cuenta conmigo para siempre.

De aquí nos tocó darle la noticia a los padres y hermanos de mi esposo, los primeros nunca han estado de acuerdo con nuestra decisión, cosa entendible puesto que separarse así de un hijo debe ser una cosa terrible. Se lo tomaron con bastante naturalidad y gracias a Dios ya lo han aceptado bastante mejor. En ese momento estaba uno de los hermanos de mi esposo con su esposa, y estaban muy contentos, ellos están en trámites a Canadá y en cualquier momento les tocará celebrar. Sabemos que dejar a las sobrinas va a ser otro tema bien complicado para nosotros pues tenemos mucho afecto por ellas y las vamos a extrañar bárbaramente, sobre todo perdernos sus primeros años que son tan importantes, pero bueno, es parte del proceso. Luego se lo dijimos al otro hermano de mi esposito, él y su esposa se contentaron bastante, mas sin embargo sus caritas eran así como que de alegría y tristeza, pues ¿que otra cosa se puede esperar?
De allí llamamos a todo el resto de la familia y se esparció la noticia como polvorín, empezaron a llover las preguntas, las dudas, los comentarios que definitivamente son parte de otro post.


Luego de haber hecho todo esto me tocó decírselo a mi amiga del alma, de esas que crecieron contigo, que conoces desde los 4 añitos y que han estado en todos y cada uno de los momentos importantes y tristes de tu vida, y lo peor, me tocó decírselo cuando ella está atravesando por un momento bien complicado, pues que iba a hacer ella si no tenía ni idea de lo que estábamos haciendo, lo único que hizo fue llorar y bueno, decir que en otro momento hablábamos y cuando estuviera tranquila nos felicitaba pues sabía que era lo mejor para nosotros...




Sabemos que familia es familia y siempre estarán allí para nosotros, pero los amigos, al no tenerlos cerca, simplemente las cosas cambian, afortunadamente puedo decir que cuento con amistades que son como familia, pero también sé que la gran mayoría de los amigos que nos han dicho que están contentos porque tienen donde llegar ahora en OZ, nunca irán, solo muy pocos realmente lo harán, y tendremos que conformarnos con verlos por redes sociales y en futuras visitas al país.



Aún no nos ha tocado pasar por la parte mas difícil, que es la despedida final, y de alguna manera hacerles entender a familiares y amigos que siempre nos tendrán, pero del otro lado del mundo. =)




4 Responses
  1. Koalita. Says:

    Hola Gaby de nuevo!

    Tu post me ha movido el alma. No te creas yo lo he pensado, claro a veces pensarlo mucho no es lo mejor ya que quizá puedas claudicar. Sin embargo yo aqui dejo a mis padres y hermanos, es muy lejos y se que cuando me vaya voy a sufrir mucho sobre todo porque tengo una hermana pequeña de 7 años la cual amo más que a nadie y he vivido siempre a su lado, pero bueno son cosas que debemos afrontar y sobre todo saber quienes nos serán fieles por decirlo de alguna manera y quienes no nos olvidarán!

    Saluditos linda!
    Koalita!

  2. Gabriela Says:

    Sí vale, es muy difícil, los apegos emocionales son la parte de la que cuesta mas desprenderse, pero bueno, es parte de la vida y se debe seguir adelante. Yo esto lo hago pensando en mis futuros hijos y en la familia que quiero formar, así que bueno, no se puede tener todo en la vida. SaludOZ

  3. Manolito Says:

    Craiky, leo tus ultimos post y creo que escribi mis ultimos dos posts justo en el momento apropiado, pues ambos se refieren exactamente al tema que vos desarrollaste tan bien y se ve que desde el fondo de tu corazon.
    Te deseo lo mejor.

  4. Gabriela Says:

    Gracias Manolito, creo que esta es la parte mas difícil de emigrar. Ya voy a leer tus entraditas nuevas... Saludos....

Publicar un comentario

abcs